RSS

Archivos diarios: abril 19, 2016

Minientrada

Interesante articulo del PAIS, que corto y pego.

economia.elpais.com/economia/2016/04/01/actualidad/1459537199_046665.html

594-1

«En 2015 los envíos de ‘smartphone’ superaron por primera vez a los pedidos de relojes tradicionales

El emblemático reloj suizo está en sus horas más bajas. La aparición de los relojes digitales e inteligentes, acompañados por el frenazo del mercado asiático, ha reducido el negocio de uno de los productos más exportados de Suiza. En febrero, el total de exportaciones de relojes de alta gama sufrió un descenso del 3,3% con respecto al año anterior, mientras que en enero fue del 8%. En el último trimestre de 2015, el total de remesas de relojes de marcas, como Swatch o Cartier, resultó por primera vez inferior al número de pedidos de relojes inteligentes: 8,1 millones de unidades, contra 7,9 millones, según la consultora Strategy Analytics.

La digitalización del sector del reloj, liderada por grandes productores tecnológicos, como Apple y Samsung, les está costando caro a los productores suizos. Esta es la conclusión del estudio de Strategy Analytics, que detalla cómo en 2015 el número de pedidos de relojes suizos en el mundo cayó un 4,8%, mientras que el incremento de los envíos de smartwatch, los relojes digitales inteligentes, se triplicó: un alza del 315% que, de todas formas, refleja el hecho de que hace dos años estos artículos tenían una consistencia de mercado casi nula.

3-113

La industria de reloj suiza, con más de cuatro siglos de actividad, sufre la llegada de los nuevos competidores tecnológicos. Son los mismos fabricantes a mostrar su preocupación. El sector suma doce meses de caídas en las ventas al exterior y tarda en recuperarse en los mercados asiáticos. Solo en enero y febrero las exportaciones en países como Hong Kong cayeron entre un 20% y un 30%, mientras que en China la reducción rozó el 7%. Y es que el mercado del lujo acabó el año con índices positivos, incluso rompió la barrera del billón de euros en ventas, pero tuvo una mancha negra: los relojes de alta gama.

cabezote-index-marcas-de-relojes-suizos

«Los suizos han reaccionado muy lentamente ante el desarrollo de los smartwatch«, revela Neil Mawston, investigador de Strategy Analytics. El valor total de relojes producidos en Suiza alcanza los 5.000 millones de euros –mientras que lossmartwatch mueven ya más de 1.700 millones–, pero en el nuevo contexto digital casi todas la marcas sufren la competencia de Apple y Samsung. Marcas de gama alta, como Cartier o IWC, redujeron su negocio en el exterior un 3,2%, pero también Swatch, el productor de relojes de gama media, vio cómo sus exportaciones retrocedieron un 2,3% en 2015.

371d523f369e0959f4a4d6a4372c2914

El reloj inteligente de Apple copa más del 75% del mercado de los smartwatch, sostiene Strategy Analytics. «Son estos modelos, que tienen una finalidad más lúdica, los que quitan ventas a los artículos tradicionales», asegura el profesor de marketing de ESADE, Carles Torrecilla. «Un Swatch puede servir para un uso diario o como complemento de moda; mientras que otras marcas se venden sobre todo como regalo: son estas las que sufren la competencia de los digitales». Otra historia diferente es la de los Rolex, puntualiza el catedrático. A estos relojes, que tienen un «valor patrimonial» (es decir, cuyo valor no caduca en el tiempo), la llegada de lossmartwatch no les está afectando demasiado.

Cambio de estrategia

La industria de reloj suiza empezó a sufrir en 2012, tras la puesta en marcha en China de las primeras medidas anticorrupción. A ello se añadió la ola de protestas políticas que paralizaron parte de Hong Kong, el lugar donde la clase pudiente china adquiere artículos de lujo. La devaluación del yuan fue la última medida que tuvo un impacto sobre las ventas de relojes suizos en el país asiático. Debido a la pérdida de poder adquisitivo, el comprador chino, que representa el 50% de las ventas de relojes suizos, moderó su gasto.

Algunas marcas ya dan sus primeros pasos hacia la modernización. François Thiebaud, presidente del grupo Tissot, anunció en febrero que la marca introducirá a partir de este verano sus primeros modelos de smartwatch de lujo, cuyo valor alcanzará aproximadamente mil euros. Asimismo, Stephen Urquhart, director ejecutivo del grupo Swatch, dijo en una entrevista la prensa alemana que, pese a que de momento su empresa no tiene previsto producir smartwatch, no descarta nuevos planteamientos en el corto plazo.

watches-3412-0

Pero se trata de medidas aún tibias, insuficientes para proyectar a las marcas tradicionales en el nuevo negocio de la relojería inteligente y digital, consideran desde Strategy Analytics. «La industria relojera suiza paga haber metido la cabeza en la arena, esperanzado con que los smartwatch desaparecerán. Marcas como Tag Heuer representan un escaso 1% de todos los relojes inteligentes enviados a nivel mundial durante el último trimestre de 2015″, explican, por lo que dejan entender que el retraso de las marcas tradicionales con los fabricantes digitales podría ser ya demasiado elevado.»

Sinceramente dudo, que ninguna de las marcas mas famosas se embarque en el diseño de un reloj inteligente, pero nunca se sabe. Lo que si puedo decir como amante de los relojes, es que para mi esos no son relojes, sino ordenadores, mobiles adaptados a la muñeca.

Las firmas de lujo sufren la llegada del reloj inteligente

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 19, 2016 en Uncategorized

 
Minientrada

 

Nunca oí hablar de Corgeut anteriormente, pero buscando un homenaje al famoso Tudor Black bay di con la marca, ciertamente tiene estilo, presencia y me gusta (Mas que el nombre de Parnis que también tiene su versión del black bay aunque casi por el doble de precio). Aunque yo realmente amo el black bay de Tudor ( de hay que buscara su homenaje ) lamentablemente no me lo puedo permitir, así que este homenaje apalara mis ansia de tenerlo.

Antes de empezar con la review contemos algo sobre el reloj, no del homenaje sino del homenajeado. Este se remonta al original Tudor Submariner de 1954, aunque también toma ejemplos de diseño de prácticamente todos los modelos de submariner posteriores.

Presentado por primera vez en 2012 con un bisel de color burdeos ( para mi quizás el mas bonito conjunto con la correa de piel desgastada), esfera de color negro-chocolate, contornos dorados y lume beige (Ref. 70922R). En 2014, Black bay debutó en una nueva versión, esta vez con un bisel azul, esfera de color negro, contornos blancos y lume blanco (Ref. 70922B).

02_1954_tudor_oyster_prince_submariner_7922_img_01referencia 7922

tudor-black-bay-black-2-845x5642015 Tudor Black Bay Black compared with 1954 Tudor Submariner.

Estéticamente, la caja e índices Black bay provienen de la referencia original 1954 7922 Tudor Submariner. Sin embargo, es la referencia de 7924 a partir de 1958, conocido como el «gran corona», inspiró la corona de gran tamaño vista en el modelo actual. En cuanto a las agujas «copo de nieve», aparecieron por primera vez en 7016 y 7021 referencias a partir de 1969.

tudor-submariner-7924ref erencia 7924

02_1969_tudor_oyster_prince_submariner_7922_img_01referencia 7016

NOTA1: Las manos del copo de nieve también se produjeron en posteriores referencias Tudor: 9411/0, 9401/0, 94010 y 94110.

NOTA2: En la segunda mitad del siglo XX, la Marina francesa utiliza los relojes Tudor, y eran por lo general de color azul. Esto explica el bisel azul oscuro, el anillo de aluminio anodizado a juego alrededor de la corona, e incluso la correa de cuero envejecido color azul.

Una imágenes para abrir el apetito

CAJA Y CRISTAL

La caja de 41 mm es el tamaño perfecto, y gracias a las patillas curvas, el reloj se ve bien en casi cualquier muñeca. Está verticalmente cepillada en la parte superior y pulido en los laterales. Tengo que decir que visualmente luce bien, pero al tacto, se puede sentir los bordes ligeramente afilados y no tan buen acabado como he podido ver en otros homenajes de marcas similares MM, Parnis,…. El detalle más llamativo sin embargo, es el bisel, con su precioso insert de color azul, que realmente me encanta. Los cambios de tono azul metálicos brillante y mate dependiendo de cómo la luz le pega, son impresionantes.

El bisel tiene una sensación sólida al hacerlo girar, con un clic muy positivo para cada marcador (60 clics en total). La corona grande se sienta fuerte a pesar de no tener guardias (siendo esta una de mis mayores preocupaciones de este tipo de reloj, que son de tija sensible), ademas lleva el sello de la rosa de Tudor.

 

DIAL Y AGUJAS

El dial para mí es lo que dio en el clavo. La esfera de color negro mate con textura tiene un tono cálido, casi marrón, que con el tono cobre de los marcadores queda perfecto. El marco de los marcadores y agujas tienen es de cobre  y se integran perfectamente con el texto de un cobre mas mate.

O la amas o la odias, las agujas «copo de nieve»,  hacen que el dial se destaque mucho más y refuerza el ADN Tudor. Los marcadores insertados son de color blanco ( una pena que no hubieran sido crema para darle ese toque vintage que tanto pide, supogo que lo haria por el lumen, pero por desgracia, el brillo no dura demasiado tiempo. ) son redondos, menos a las 6 y 9 que sera un bastago y a las 12 un triangulo invertido.

BANDA O CORREA

Yo he optado por la versión de la correa de cuero porque no soy fan del armix chino, y después de ver el acabado de la caja no me arrepiento de ello, eso no quita que quizás le busque uno a juego. Hablando de la correa, en las fotos se ve como una correa de piel de becerro, artificialmente desgastada por el tiempo, pero en la vida real se puede ver de inmediato que es sólo teñida o impresa, pero es lo suficientemente cómodo y bonita, para no cambiarla, aunque en mano se siente barata.

El cierre desplegable era un poco chirriante al principio, pero que se calmó después de unos días en la muñeca. Está muy bien diseñado con la forma de la corona Tudor. Al principio pensé que la cerradura se sentía un poco floja, ya que no me apreciaba el «clic» pero hasta ahora no he tenido ningún problema.

MOVIMIENTO

El Miyota Citizen 8215 es un movimiento automático robusto fabricado por Citizen Miyota en Japón desde hace algunas décadas. Es un 21 rubíes y 21600 alternancias . En pocas palabras: la Miyota 8215 es uno de los más fuertes y sólidos movimientos automáticos en el mercado. Aunque no es tan precisa como su hermano suizo, el ETA 2824-2, sin duda es más robusto y duradero. Ya que estamos hablando de exactitud, os tengo que decir que algunos vienen funcionando muy precisos, mientras que otros no tanto, pero todo dentro de las especificaciones publicadas, ademas se regulan fácilmente si usted es de esos que quiere mantener el tiempo cerca del reloj atómico.

CONCLUSIÓN

En la muñeca el black bay es una absoluta delicia , es tan estéticamente agradable y cómodo, en especial con la correa de cuero, que dudo que me desprenda de el en largo tiempo. Ademas es un reloj de uso diario, robusto y versátil que usted puede usar con un traje y corbata, con pantalones cortos y sandalias y nunca fuera de lugar.

PUNTUACIÓN: siempre teniendo en cuanta cálida precio. 115€

  • Movimiento: 8/10
  • Caja / Cristal / Corona: 6/10
  • Dial / Agujas: 9/10
  • Correa / Hebilla / pulsera: 8/10
  • Precisión: 7/10
  • Confort: 8/10
  • Embalaje / Manual: x/10
  • Impresión general: 8/10
  • PrecioVscalidad: 7/10

61/80 – 7.5

 

Review Corgeut Homenaje Black bay by Tudor

 
2 comentarios

Publicado por en abril 19, 2016 en Uncategorized